Skip to content

Cómo adecuar su casa para el invierno

invierno en massachusetts
invierno en massachusetts

Cualquier residente de Massachusetts sabe muy bien que las bajas temperaturas traen consigo una serie de retos para los propietarios de viviendas.

La acumulación de nieve y hielo puede causar serios daños a sus propiedades. Por esta razón, es buena idea contar con un seguro de vivienda que cubra varios escenarios, a menudo denominados named perils en inglés. Ejemplos de esto pueden ser problemas causados por el granizo, por el peso de la nieve o las tuberías reventadas.

BRZ colabora con algunas de las mejores compañías de seguros para propietarios de viviendas, como Plymouth Rock y Universal Insurance, para garantizar una cobertura adecuada para cada tipo de propiedad.

Pero también nos adherimos al viejo proverbio "una onza de prevención vale una libra de cura". Planificar con anticipación no solo ayuda a economizar en las facturas de energía, sino también puede salvarlo de otras cargas financieras por daños a su hogar. 

Preparativos simples y económicos

Ciertas medidas sólo implican hacer una rápida visita a la ferretería y dedicar algo de tiempo a preparar su casa para el invierno. Considere hacer lo siguiente:

1- Aísle todas las ventanas y puertas

Las corrientes de aire pueden representar hasta un tercio de los gastos de calefacción durante el invierno. Trucos simples como usar la llama de una vela como guía, pueden ayudarlo a identificar de dónde vienen las corrientes de aire. Estas después se pueden bloquear sellando las ventanas con delgadas láminas de plástico, usando calafateo, burletes, hule o espuma.

Verifique que todas las salidas de los interruptores eléctricos tengan cubiertas que eviten que entre aire frío.

2 - Vigile las tuberías y el calentador de agua

Con las bajadas de temperatura, preste atención a las tuberías y al calentador de agua. Afortunadamente, pueden aislarse con una cobertura adecuada, especialmente si están ubicadas en un sótano. El material aislante, como la espuma, se puede aplicar directamente a las tuberías que corren hacia y desde su calentador de agua. Estas medidas también ayudarán a mantener un suministro continuo de agua caliente a pesar de las temperaturas frías.

Drene los grifos exteriores y cierre el suministro de agua exterior para evitar que esas tuberías se congelen también. Para ese fin, retire todas las mangueras y cubra las bocas que están expuestas también. Si en cambio tiene un sistema de rociadores, confirme que esté drenado y apagado para que no le cause problemas cuando intente reactivarlo en la primavera.

3- Instale un termostato inteligente

Para evitar quemaduras y ahorrar costos de energía, se recomienda que mantenga el termostato del calentador de agua alrededor de 120°F. Si planea salir de su casa por un período prolongado, asegúrese de dejar la calefacción encendida a una temperatura de al menos 50-55 °F para evitar que el agua esté congelada cuando regrese, o peor aún, que se revienten las tuberías.

Instale un termostato inteligente para tener la opción de controlar la temperatura de su hogar de forma remota a través de su celular.

Revise los filtros de su horno y asegúrese de que sean reemplazados regularmente (aproximadamente cada 90 días). Los filtros sucios son responsables del desgaste innecesario de su horno, particularmente durante el invierno.

4- Preste atención a la ventilación

Si tiene ventiladores de techo, úselos para aumentar la eficiencia energética. Configúrelos para que giren en el sentido de las agujas del reloj y dirijan el aire caliente, que naturalmente sube, hacia abajo.

Verifique todas las unidades de aire acondicionado y ventilación. Drene cualquier tubería y manguera conectada a estas unidades exteriores y cúbralas para protegerlas de la nieve y el hielo. Asegúrese de que las rejillas de ventilación alrededor de la casa estén libres de nieve y hielo para evitar que el aire frío ingrese sin que nos demos cuenta.

5- Instale protectores de canalones

Estos ayudan a prevenir la acumulación de polvo y hojas muertas. Limpie las canaletas, particularmente después de la lluvia, para evitar la humedad y la acumulación de hielo. Esto también previene la formación de carámbanos. Las canaletas tapadas son más pesadas, lo cual puede causar daños en el techo de su hogar.

Por su parte, las canaletas que cargan con nieve y hielo, además de ser muy pesadas, pueden provocar filtraciones de agua en su casa cuando calienta el sol después de una tormenta de nieve. Además del daño inmediato que esto puede causar, la humedad y la condensación de agua pueden provocar moho, el cual trae consigo su propio conjunto de problemas.

6 - Revise sus detectores de humo y monóxido de carbono.

Confirme si es necesario cambiar las baterías. No es casualidad que los incendios ocurren con más frecuencia durante los meses de invierno, cuando los hornos y las calderas de la calefacción están encendidos.

Preparativos que requieren mayor inversión

Otras medidas de resistencia al clima pueden implicar un mayor compromiso financiero, como por ejemplo:

  • Instalar un sistema de aislamiento en las paredes exteriores si posee una casa más antigua, para abaratar los costos de energía y mantener una temperatura más agradable en el interior.
  • Verificar si hay grietas en el concreto de la acera de su casa, y asegurarse de que estén selladas. Si el agua se queda atrapada en esas grietas durante las tormentas y luego pasa por ciclos de congelación y descongelación, puede causar daños extensos a las superficies de concreto, lo que luego generará mayores costos de reparación.
  • Del mismo modo, revise los cimientos de su hogar para ver si hay puntos donde el agua podría gotear en su sótano.
  • Si tiene una chimenea, haga que sea inspeccionada por un deshollinador certificado para evitar incendios que puedan comenzar debido a restos de materiales combustibles u obstrucciones.
  • Prepare el césped de su jardín antes de que comience el frío, comprando abono para la tierra rico en potasio. Drene el gas de su cortadora de césped y herbicida, si es que tiene, para evitar que el gas ingrese a las máquinas y ocasione problemas cuando intente reactivarlas en primavera.
  • Pode las ramas grandes de los árboles que podrían pesar demasiado si les cae nieve o el hielo tras una tormenta. Estas ramas después pueden romperse y causar daños a su casa, automóviles o cableado eléctrico.
  • Compre un par de palas resistentes y livianas, y algo de hielo derretido ecológico y apto para mascotas.
  • Invierta en un quitanieves si posee una propiedad más grande. También puede contratar a un profesional para que remueva la nueve de la entrada de su casa.

Además de seguir estos consejos, usted también puede optar por hacer renovaciones a su casa. Por ejemplo, puede reemplazar un techo viejo o instalar dispositivos que interrumpan el suministro de agua si se detectan daños en las tuberías.

Estos arreglos no sólo pueden reducir el riesgo de tratar con futuros problemas, sino que también pueden ahorrarle dinero a la hora de comprar una cobertura de seguro inmobiliario. Una estimación típica del costo de este tipo de seguro tiene en cuenta la condición de su casa. Ser diligente con el mantenimiento puede ser de gran ayuda para evitar introducir reclamos.

Después de haber hecho estos arreglos, la próxima vez que el pronóstico del clima indique nieve, ¡puede dedicarse únicamente a mirar por la ventana desde su cálida sala de estar, mientras bebe un poco de té o chocolate caliente!

Posted in
Scroll To Top