Skip to content

Diez consejos para nuevos propietarios de viviendas

propietarios de viviendas
propietarios de viviendas

Has estado ahorrando dinero por un buen tiempo. Exploraste diferentes zonas y vecindarios, y verificaste las calificaciones de las escuelas públicas del área. Calculaste tu ruta al trabajo, y asististe a docenas de Open Houses. Finalmente, has hecho una oferta para comprar una casa.

Mientras evalúas los próximos pasos e implicaciones de convertirte en propietario por primera vez, te invitamos a informarte acerca de la importancia de adquirir un seguro de vivienda.

Los prestamistas hipotecarios suelen exigir que el acreedor compre un seguro para propietarios, ya que desean proteger su inversión en caso de que ocurra alguna desgracia.

Compartimos algunos consejos que te serán de utilidad a la hora de adquirir este tipo de seguro.

1 - Infórmate bien sobre el tema

Toma el curso para primeros propietarios de viviendas, como el CreditSmart Steps to Homeownership de Freddie Mac, para que te familiarices con toda la terminología financiera relevante y las diferentes condiciones que pueden aplicarse a tu hipoteca.

Esto también te ayudará a comprender cómo se puede calcular la prima de tu seguro de vivienda en el pago mensual de tu hipoteca, por qué cambia y cómo funciona tu cuenta de depósito en garantía.

2 - Cuida tu historial de seguro

De manera muy similar al puntaje de crédito, el puntaje de tu seguro puede tener un impacto significativo en la prima de su póliza. Incluso puede determinar si ciertos proveedores aceptarán asegurarte o no.

Problemas como saldos altos de tarjetas de crédito, incumplimiento de deudas, gravámenes fiscales o bancarrota reducen tu puntaje de seguro. Por lo tanto, limitarán tus opciones y probablemente aumentarán tu prima.

3 - Considera qué tipo de propiedad comprarás

Define si será una vivienda unifamiliar, multi familiar, un condominio, apartamento o anexo.

También es importante precisar si vivirás en esta propiedad, la alquilarás a otros o harás ambas cosas. Una cotización precisa del seguro de propietarios debe reflejar el tipo de vivienda, así como su uso.

En términos generales, las compañías de seguro consideran que las propiedades ocupadas por el propietario tienen menores riesgos, ya que es más probable que el propietario la cuide mejor que un inquilino.

Escenarios menos comunes, como por ejemplo una unidad multi familiar donde habrá tanto inquilinos como propietarios, y que además incluye un espacio comercial en la planta baja (por ejemplo, una peluquería) requerirá una atención especial.

4 - Antes de cerrar el negocio, lleva a cabo una inspección de la vivienda

El estado en el que se encuentra la propiedad siempre va a influir en el precio del seguro. Es más probable que las casas antiguas necesiten más reparaciones que las nuevas, lo que se traduce en una prima más costosa.

Los problemas estructurales, como cimientos agrietados o techos viejos, requieren una inversión considerable para repararlos. Actualiza a tu agente de seguros con respecto a todos y cada uno de los cambios o evaluaciones que hagas a tu propiedad para garantizar que permanezca adecuadamente protegida.

5 - Define qué tipo de renovaciones quieres hacer

Si planeas hacer renovaciones extensas, puede que tengas que dejar la casa desocupada por un tiempo después de comprarla. Comunícate con tu agente de seguros para confirmar si tu póliza estará activa durante ese período.

En estos casos, ciertas compañías aseguradoras solo ofrecen cobertura si han sido notificadas de la vacante por adelantado, mientras que otras pueden cobrar una prima más alta durante o exigirte que compres un permiso de vacante (una enmienda de la póliza que garantiza que la propiedad continuará asegurada mientras esté vacía).

6 - Verifica el área donde está ubicada la propiedad

Identifica potenciales riesgos que podrían causar problemas a tu vivienda en el futuro. Por ejemplo, si la casa está en una zona con riesgos de inundación o qué tan cerca se encuentra del departamento de bomberos más cercano.

Estos factores también afectan el costo de la prima del seguro.

Por ejemplo, estar en una zona de inundación puede elevar el precio de tu prima debido a posibles daños causados por el agua. Por el contrario, la proximidad a un departamento de bomberos reducirá el costo de la cobertura, porque el tiempo de respuesta en caso de incendio será breve.

7 - Considera instalar dispositivos de seguridad

El código postal también puede influir en el costo del seguro de tu casa de otras maneras. Un área cuya tasa de criminalidad es más alta vendrá con primas más altas, mientras que un condominio en una comunidad cerrada significará primas más bajas.

Instalar un sistema de seguridad en tu hogar puede ser una buena idea. Por un lado, puedes obtener un descuento en la póliza de seguro de vivienda. Por otro lado, reduces la probabilidad de robos y otros crímenes.

Si posees un auto, ten en cuenta que el área en la que vives también afectará las primas de tu seguro automovilístico.

8 - Informa a tu seguro quién vivirá en tu propiedad

Asegúrate de proporcionar información a tu agente de seguros sobre quién vivirá en la casa, desde los inquilinos y miembros de tu familia hasta las mascotas.

Ciertas razas de perros como el pitbull, pastor alemán o rottweiler, pueden contribuir a primas ligeramente más altas. Estas mascotas tienden a ser más agresivas que otras, y el seguro cubre los costos legales y médicos asociados con ataques o mordeduras.

Algunas compañías son más estrictas, al negarse a asegurar razas de perros particulares, mientras que otras pueden ir caso por caso o requerir que tome clases para rectificar comportamientos problemáticos.

9 - Informa a tu seguro sobre equipos y artefactos en tu hogar

Mantén informado a tu agente de seguros sobre cualquier equipo que tengas o estés planeando comprar, desde una bicicleta eléctrica hasta un trampolín o columpio.

Dados los riesgos asociados con tales artículos, no revelarlos puede considerarse una violación a las reglas, que puede ocasionar que tu compañía de seguros se niegue a pagar los siniestros o incluso cancele tu póliza de seguro de propietarios.

Esto puede convertirse en una dificultad financiera mayor, ya que será más difícil obtener un nuevo seguro.

10 - Las piscinas pueden ser problemáticas

Si estás considerando adquirir una propiedad que tiene una piscina, toma en cuenta que esa característica tentadora afectará el costo de tu seguro de propietario.

La mayoría de los proveedores de seguros aumentarán la cobertura de responsabilidad civil para cubrir daños en caso de que alguien resulte lesionado mientras usa tu piscina.

Las piscinas pueden representar un peligro especialmente para los niños pequeños, ya sean los tuyos o los de tus vecinos, quienes pueden saltar a tu patio para explorar la piscina, incluso cuando no estás en casa.

La forma más efectiva de prevenir tragedias como ahogamientos accidentales es tener una cerca instalada alrededor de la piscina. También puedes emplear medidas adicionales como una alarma de piscina.

Nuestro equipo en BRZ está aquí para ayudarte a obtener el seguro de vivienda más completo de Massachusetts, que se adapte a tu presupuesto y estilo de vida y te brinde tranquilidad.

¡Brindemos por muchos recuerdos felices en tu nuevo hogar!

Posted in
Scroll To Top