x

¿Día de piscina? Protégete de los riesgos con un seguro de hogar

Así que ya compraste la casa de tus sueños y estás deseando invitar a tus amigos a disfrutar de tu piscina, ¿verdad? Después de un largo y oscuro invierno, por fin el sol se asoma y comienza a hacer calorcito y crea el clima perfecto para preparar una parrillada a orillas del agua. 

Pero, como todo en la vida, es necesario tener en cuenta la seguridad, el costo y, sobre todo, las responsabilidades como propietario y anfitrión. Ya hemos discutido las responsabilidades de los anfitriones en eventos locales antes.

Además de las precauciones de seguridad esenciales, es fundamental tener en cuenta las cuestiones de responsabilidad civil y el seguro que necesitarás. En este artículo hablaremos sobre los cuidados de seguridad al abrir tu piscina este verano.

Responsabilidades del propietario al abrir la piscina

Como propietario, tienes la responsabilidad de garantizar que tu piscina sea un entorno seguro para todos los usuarios. Esto incluye tomar medidas para prevenir accidentes y lesiones. Es muy importante:

  • Mantener limpia el área alrededor de la piscina y libre de objetos que puedan causar tropiezos, resbalones o caídas en general.
  • Asegurarse de que todos los sistemas de filtración, bombas y demás equipos estén funcionando correctamente.
  • Realizar inspecciones periódicas para detectar y reparar cualquier problema de seguridad, como superficies resbaladizas, baldosas rotas o escalones sueltos.
  • Disponer del seguro adecuado para protegerse en caso de que ocurra algo, incluso con todos los cuidados en regla.

Seguro de responsabilidad civil para propietarios de piscinas

Si tienes piscina, es muy recomendable que contrates una cobertura de responsabilidad civil adecuada en tu seguro de hogar. Al ser anfitrión, te haces responsable de las personas que recibes en tu casa, ya sean invitados o empleados. Esta cobertura puede protegerte contra posibles demandas judiciales en caso de lesiones o daños causados por accidentes en tu piscina. 

También conocido como general liability, cubre los gastos médicos, los costos legales y las indemnizaciones que pueda exigir la ley. Antes de abrir tu piscina, consulta con tu compañía de seguros la cobertura de tu seguro de responsabilidad civil actual, sus límites y considera la posibilidad de añadir una cobertura adicional si es necesario.

Una piscina, una bañera de hidromasaje, un spa, son lujos con los que soñaste y merecías tener, y pueden afectar al valor de tu seguro, debido al aumento de los riesgos. En cualquier caso, el valor extra o adicional en el seguro ni siquiera se acerca al valor de los daños si te declaran responsable de un accidente y no tienes seguro.

Seguro de averías o fallas de los equipos de tu piscina

Otro punto importante a tener en cuenta es el seguro contra averías de equipos, o equipment breakdown insurance. Los sistemas de filtración, bombas, calentadores y demás equipos de una piscina están sujetos a fallas y mal funcionamiento, como cualquier otra maquinaria. 

Estas fallas o averías pueden causar daños a la piscina o, peor aún, provocar accidentes. Verifica con tu compañía de seguros si tu seguro cubre las averías o fallas de los equipos y si necesitas añadir una cobertura específica para este tipo de situaciones.

Protocolos y medidas de seguridad

Contratamos un seguro con la intención y el deseo de nunca tener que recurrir a él, ¿verdad? Lo ideal es pensar en el seguro como último recurso. Y sirve para poder utilizarlo en el caso de que fracasen todos tus esfuerzos por evitar un accidente. Al fin y al cabo, si necesitas acudir al seguro, significa que ocurrió un accidente y alguien resultó herido, o se dañó algún bien material. Nadie quiere ninguna de esas dos cosas, ¿verdad?

Para evitar accidentes en la piscina, hay protocolos y medidas de seguridad que debes tomar al abrir tu piscina este verano para que todos puedan disfrutar de la diversión acuática con tranquilidad y seguridad. A continuación te damos algunas sugerencias para aumentar la protección de tus invitados:

1- Revisa la estructura de la piscina:

Antes de llenar la piscina, inspecciona minuciosamente la estructura. Asegúrate de que no haya grietas, fugas o cualquier otro daño que pueda poner en peligro la seguridad. Cerciórate de que todos los componentes, como escaleras, barandillas o pasamanos y trampolines, estén bien sujetos y en buenas condiciones de utilización.

Si detectas algún problema, haz las reparaciones necesarias, por pequeñas que parezcan, antes de recibir a cualquier persona en la piscina de tu casa.

2- Realiza la limpieza y el mantenimiento:

Retira hojas, ramas y cualquier otro residuo que se haya acumulado en la piscina durante el periodo de inactividad. Revisa el sistema de filtración y limpia o sustituye los filtros si es el momento (respeta las recomendaciones del fabricante).

Mantén el equilibrio químico adecuado del agua y asegúrate de que los niveles de cloro y pH están dentro de los parámetros recomendados. Un agua limpia y bien tratada es esencial para la salud y la seguridad de los nadadores.

3- Barreras de seguridad:

Instala barreras de seguridad alrededor de la piscina para impedir el acceso no autorizado, sobre todo de niños pequeños. Puedes construir cercas con puertas cerradas, colocar coberturas de seguridad e instalar alarmas en la piscina. 

Consulta a un experto para encontrar la solución de seguridad más adecuada para tu piscina y asegúrate de que todo esté funcionando como debe.

4- Impide el acceso de los menores sin compañía:

Establece una política que prohíba a los niños nadar solos o sin la debida supervisión. Un adulto responsable debe estar presente en todo momento para garantizar la seguridad de los pequeños nadadores. Además, es esencial que conozcas las técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y estés preparado para actuar en caso de emergencia. Mientras más personas capacitadas estén presentes, mejor.

5- Crea reglas estrictas para tu piscina:

Tú más que nadie conoces a tus invitados. Crea normas personalizadas, teniendo en cuenta el comportamiento habitual de tus amigos y familiares. Sé claro y específico sobre la importancia de cumplir las normas o reglas, establece penalizaciones simbólicas para quienes no las respeten. 

Reglas o Normas como:

  • Prohibido utilizar vasos de vidrio cerca de la piscina
  • Prohibido correr en las áreas mojadas
  • Prohibido saltar en las áreas poco profundas o llanas (o incluso prohibirlo para siempre). 
  • Los niños deben estar siempre acompañados por uno de sus padres o un responsable.
  • Y así sucesivamente…

Tú conoces los riesgos.

6- Equipos de seguridad:

Compra los equipos de seguridad esenciales y déjalos cerca de la piscina. Es aconsejable contar con salvavidas, ganchos de rescate y teléfonos para llamadas de emergencia. Asegúrate de que todos los equipos estén en buen estado de funcionamiento y resulte fácil acceder a ellos.

Mantenimiento regular de la piscina y los registros

El mantenimiento de cualquier instalación de diversión acuática no es negociable. ¿Te imaginas que tu diversión se viera interrumpida por un accidente causado por tu negligencia? Un corte en el pie a causa de una baldosa cuarteada, un resbalón en un charco de agua provocado por una fuga, un cortocircuito en un cable pelado, pueden causar diversas pérdidas en momentos inesperados.

Si alguna de estas situaciones se debe a un descuido del propietario, no hay ningún seguro que lo resuelva. Sin embargo, si eres riguroso con el mantenimiento periódico y siempre haces las reparaciones necesarias, mantén un registro. Lleva un registro organizado de todas las inspecciones realizadas, las fechas de mantenimiento, las revisiones de seguridad y las reparaciones efectuadas. Estos registros pueden ser útiles en caso de producirse siniestros y pueden aportar pruebas de que tomaste todas las medidas necesarias para mantener tu piscina en condiciones de seguridad.

Revisa tu seguro de hogar

Abrir la piscina en verano es una forma estupenda de disfrutar de los soleados días veraniegos, pero es crucial que tengas en cuenta tus responsabilidades como propietario y la importancia de contar con los seguros adecuados para tu realidad.

Con los cuidados mencionados anteriormente, podrás disfrutar de momentos agradables y seguros en la piscina, creando recuerdos inolvidables con tus seres queridos este verano.

Habla ahora con BRZ y revisa tu seguro de hogar antes de abrir la piscina y verifica si realmente estás protegido contra todos los riesgos que una piscina puede traer.

Luciana Sá

Artículos relacionados

>¿Quién Paga el Seguro de Incendio Inquilino o Propietario?
¿Quién Paga el Seguro de Incendio Inquilino o Propietario?

>Seguro para Propietarios de Casas: Protección para Tu Hogar
Seguro para Propietarios de Casas: Protección para Tu Hogar

>12 consejos para el landlord primerizo
12 consejos para el landlord primerizo

Si ha comprado una propiedad de inversión o está considerando comprar una en un futuro cercano, es bueno estar preparado. Después de todo, está invirtiendo en un nuevo negocio. Y para comenzar con el pie derecho, especialmente cuando es su primera vez como propietario, siempre es útil tener una guía a seguir. Practicar buenos hábitos desde el primer inquilino puede establecer cuánto tiempo, dinero y frustración se ahorra en el transcurso de su carrera como propietario. ¡Lea más para descubrir cómo puede comenzar a marcar el ritmo para una propiedad de inversión exitosa hoy!

\

Ven a nuestra comunidad – Sé parte de la comunidad BRZ

Somos una compañía de seguros hecha por personas para personas. Una comunidad que habla el mismo idioma, de personas con la mirada puesta en el futuro. Un lugar hecho para que te sientas como en casa, con toda la protección y el cuidado que ofrece un hogar. ¡Ven y únete a nosotros!

Haz una simulación ahora mismo

¿Necesita ayuda? ¡Llama a BRZ!

x