x

5 razones para no mentirle nunca a tu aseguradora

¿Se te ha pasado por la cabeza mentir a la hora de contratar tu seguro? ¿Quizá has pensado en omitir alguna información sobre tu casa o sobre quién conduce tu auto? ¡Pues no lo hagas!. Los problemas que pueden surgir no merecen la pena el riesgo. La honestidad es siempre la mejor política.

Cada uno tiene sus propias razones para considerar la idea de omitir alguna información a la aseguradora. A veces es para intentar pagar más barato, o incluso para intentar conseguir una mayor indemnización en un siniestro. Sea cual sea el motivo y el tamaño de la tentación, lee este artículo hasta el final antes de dejar que cualquier plan “infalible” tome forma.

Mentir al contratar tu seguro puede ser un error que te cueste caro

Es innegable el gran daño que causa la utilización de datos inexactos a la hora de contratar un seguro y, sin embargo, muchas personas siguen empeñadas en actuar así. Una encuesta reciente realizada a más de 3.000 clientes de seguros reveló que el 51% de las personas que piden cotizaciones no dicen la verdad. 

Los hombres son más propensos a mentir sobre su historial de seguros de auto en comparación con las mujeres. Aproximadamente el 20% de los hombres mintieron a sus aseguradoras de automóviles, en comparación con el 9% en 2021. Los millennials son más propensos a mentir que la generación X o los baby boomers.

Algunos datos omitidos, como los siniestros anteriores, el estado real de conservación del inmueble asegurado o un conductor frecuente, pueden hacer que se rechace un claim (una reclamación) en el futuro. Sea cual sea tu intención, proporcionar información incorrecta para cualquier tipo de seguro es una mala idea, la verdad siempre sale a la luz y normalmente cuando más necesitas el apoyo.

¿Cuáles son las consecuencias de mentir a tu compañía de seguros?

Si te agarran mintiendo a tu compañía de seguros, las consecuencias pueden variar en grados de severidad. A continuación, cinco importantes consecuencias por mentir a tu compañía de seguros.

  1. Premios más altos

Si tu aseguradora identifica información incoherente en tu póliza, puede modificar el valor de tu premio para que coincida con la información real. Dependiendo de la gravedad de la mentira, el impacto en tus pagos anuales puede ser muy grande.

Los errores de este tipo cuestan a las aseguradoras miles de millones de dólares cada año, lo que significa que las tarifas en tu estado también aumentan. 

  1. Claim rechazado  (reclamación rechazada)

Las compañías de seguros son empresas que trabajan con grandes riesgos y, por tanto, son muy cuidadosas a la hora de conceder indemnizaciones por siniestros. La compañía tiene derecho a rechazar tu claim (reclamación) si considera que no has sido sincero. 

Por ejemplo, si tú has declarado que utilizas el auto esporádicamente, pero en realidad haces 45 km diarios para ir y volver del trabajo. Si se descubre esta incoherencia y tienes un accidente durante ese trayecto, tu aseguradora puede rechazar tu claim (reclamación) porque no has dicho la verdad sobre tus hábitos diarios.

  1. Póliza anulada

Tu aseguradora puede cancelar tu póliza por esconder información o mentir. Si omites los registros de siniestros anteriores, mientes sobre tu historial de seguro o el valor de tu propiedad, te pueden descubrir y hasta tu póliza puede ser cancelada. 

  1. Futura cobertura negada

Es posible que ya te hayas dado cuenta de que en EE.UU. tu historial es tu mayor activo. Ya sea para contratar un seguro o para comprar una casa, tu historial influye en los montos que pagarás, en tus posibilidades de aprobación y en la cuantía de tus intereses. 

Peor que una desafortunada serie de siniestros, que es lo que muchos intentan ocultar, es tener un sello de deshonestidad registrado en tu historial de seguros. Si eres deshonesto con tu aseguradora y te descubren, pueden negarte la cobertura en el futuro. Además, tu aseguradora tiene derecho a no renovar tu póliza y otras aseguradoras pueden no aprobarte como cliente. 

  1. Asuntos legales 

Si hay algo que cualquier inmigrante, documentado o no, debe cuidar por partida doble es no meterse en problemas legales. Si mientes a tu compañía de seguros, dependiendo del tipo de mentira y de la región en la que vivas, puede considerarse un fraude, y el fraude al seguro es muy grave en este país. 

Hay muchas posibilidades de que tengas que devolver el dinero a tu compañía de seguros o recibir una multa, pero en casos más drásticos, el fraude es un delito penal que puede llevarte hasta la cárcel. 

Consecuencia extra: adquieres una cobertura incorrecta

Hasta ahora hemos descrito situaciones en las que una incoherencia, o una mentira, aportaba un falso beneficio inmediato a la hora de obtener un seguro, pero que podía suponer un grave perjuicio al ser descubierto.

A menudo, la información incoherente es más el resultado de la falta de atención y no de la deshonestidad. Algunas personas utilizan datos genéricos o no responden a todas las preguntas al cotizar. Al hacerlo, podrías estar perdiendo descuentos de la compañía de seguros al sobreestimar tu kilometraje, por ejemplo, u olvidarse de mencionarte su sistema de seguridad del hogar al solicitar la cobertura para tu casa.

Para evitar ofrecer accidentalmente información incorrecta, reúne todas las informaciones pertinentes antes de cotizar o renovar tu seguro. Incluye pólizas anteriores, detalles de claims (reclamaciones) recientes, especificaciones del vehículo o evaluaciones de la casa.

¿Cómo saben las aseguradoras cuándo la persona está mintiendo?

Mentir a la aseguradora de tu auto es lo que comúnmente se conoce como no revelar o falsear información, y no pasa desapercibido. Las aseguradoras tienen diversas formas de saber que alguien no está siendo honesto con ciertos detalles. 

Por ejemplo, hay bases de datos nacionales a las que tu aseguradora puede acceder y validar tu historial de siniestros y accidentes, las multas que has recibido, aunque hayan ocurrido en otro estado. Si tienes un accidente fuera de la zona informada, tu aseguradora averiguará el alcance de tu kilometraje. Sin contar que siempre hay un vecino chismoso que te denunciará si vives en un estado y tu vehículo está registrado en otro.

En resumen, la mejor opción siempre es decir la verdad.

Siempre insistimos en este punto aquí en el blog de BRZ y en todas nuestras comunicaciones: sea honesto y lo más minucioso posible a la hora de contratar cualquier seguro. Conocer tu realidad, el valor de tus bienes y el alcance de tus riesgos te garantizará una póliza de seguro más personalizada, capaz de protegerte a ti, a tu familia y a tu patrimonio. 

Hay mejores maneras de mantener tus premios bajos, como agrupar tus pólizas, instalar dispositivos de seguridad en tu casa o incluso hacer un curso de conducir a la defensiva. Habla con tu especialista en seguros y encuentra las formas más ventajosas para ti. 

Artículos relacionados

>La infestación de plagas: ¿el seguro de hogar lo cubre?
La infestación de plagas: ¿el seguro de hogar lo cubre?

¿Sabes si tu seguro de hogar cubre la infestación de plagas? Probablemente no. Pero, ¿qué puede proteger su propiedad?

>5 razones para no mentirle nunca a tu aseguradora
5 razones para no mentirle nunca a tu aseguradora

Te enumeramos 5 razones por las que nunca debes mentirle a tu compañía de seguros, conoce cuáles son las consecuencias y cómo evitar problemas al contratar tu seguro.

><strong>Conoce la filosofía de trabajo de BRZ: Tú en primer lugar.</strong>
Conoce la filosofía de trabajo de BRZ: Tú en primer lugar.

BRZ nació del sueño de dos inmigrantes latinoamericanos comprometidos a devolver todo su apoyo a la comunidad Latinx.

\

Ven a nuestra comunidad – Sé parte de la comunidad BRZ

Somos una compañía de seguros hecha por personas para personas. Una comunidad que habla el mismo idioma, de personas con la mirada puesta en el futuro. Un lugar hecho para que te sientas como en casa, con toda la protección y el cuidado que ofrece un hogar. ¡Ven y únete a nosotros!

Haz una simulación ahora mismo