x

Errores más comunes de quienes van a comprar una casa

¿Crees que estás preparado para dejar de alquilar y alcanzar el sueño de tener una casa propia? Independientemente de dónde estés, la estabilidad y la tranquilidad de tener tu propia casa es uno de los deseos más populares de la gente. 

Cuando se es inmigrante y se ha tenido que pasar por varias pruebas en un país lejano al propio, este sueño parece aún más lejano, lo que hace que este logro sea aún más gratificante. Pero, ¿has pensado en todas las posibilidades? ¿Estás preparado para seguir de cerca cada detalle del proceso de compra? 

Enumeramos aquí los errores más comunes a la hora de comprar una casa en EE. UU. para que aprendas de los errores de los demás y te conviertas en un feliz y orgulloso propietario, es decir, un homeowner. 

1. No planificarse financieramente

Uno de los errores más comunes es ¡empezar la casa por el tejado! El primer punto del que hay que preocuparse es el financiero. Esta será probablemente la mayor inversión de tu vida, hasta el momento, y hay que planificarla con mucho cuidado.

Si eres como la gran mayoría de la gente, tu propiedad se comprará con la ayuda de una hipoteca. Por eso, lo ideal es empezar por asegurarte de que tendrás un crédito preaprobado y de cuál será el monto del posible préstamo. 

El monto de la financiación sumado a lo que ya has ahorrado para el pago inicial (al menos) ya puede ayudarte a acotar los tipos y regiones donde buscar las casas disponibles. 

Ten en cuenta que, aunque te hayan preaprobado la financiación, puede que tu préstamo no salga en el último momento si algo cambia tu puntuación de crédito, como la financiación de la compra de un auto.

Aprende a crear un puntaje de crédito en los EE. UU.

Otra cuestión importante que hay que aclarar es que la discriminación en los préstamos hipotecarios es ilegal. Si crees que has sido discriminado por motivos de raza, religión, sexo, estado civil, uso de la asistencia pública, nacionalidad, discapacidad o edad, debes actuar presentando una denuncia ante la Consumer Financial Protection Bureau o el Department of Housing and Urban Development (HUD) de los EE. UU.

2. Comprar sin pensar o reflexionar

Otro de los errores muy comunes es comprar sin pensar con planificación. Es muy difícil que encuentres la casa perfecta con todo lo que quieres, en el barrio que quieres, en las condiciones ideales y en el monto de tu presupuesto, sin embargo, no tienes que comprar la primera que puedas pagar. 

No tiene sentido, por ejemplo, comprar un apartamento de un solo cuarto si piensas tener hijos, o comprar un apartamento cuando tu sueño es tener un patio trasero. Es importante ser realista en la búsqueda y estar dispuesto a ceder hasta cierto punto, pero no ceder en las cosas importantes.

Aprovecha que internet está lleno de sitios web que alojan anuncios de casas e investiga mucho, así estarás más preparado sobre qué casa visitar y evitarás futuras frustraciones. 

Si la casa que encuentras necesita reparaciones y arreglos, calcula los costos, comprueba la urgencia de cada remodelación, evalúa si es algo que realmente puedes (y querrás) hacer o si será necesario contratar a un profesional.

3. No contratar a un agente inmobiliario

Uno de los errores más comunes que cometen las personas independientes es pensar que pueden resolver todo por sí mismas. Cuando realmente estés buscando una casa, no vayas solo a una open house. Un agente inmobiliario, o real estate agent, puede identificar las ofertas más prometedoras y las mejores inversiones.

Los agentes inmobiliarios deben actuar en el mejor interés del vendedor y del comprador. Tu poder de negociación se amplía con la presencia de alguien que conoce el funcionamiento del mercado. 

4. No tener en cuenta el vecindario

Sabemos que la atención se centra en la casa: el jardín, el número de habitaciones o la estructura del edificio, pero no podemos olvidar la región en la que se encuentra nuestra propiedad. Es imposible predecir con exactitud cómo será el futuro del entorno de la nueva casa, pero puedes hacer algunas investigaciones, preguntas y observaciones que te ayuden a hacerte una idea.

Algunas preguntas que debes hacer:

  • ¿Hay un plan de desarrollo en curso para el vecindario? ¿En qué consiste?
  • ¿La calle tiene la posibilidad de convertirse en una calle principal o es un atajo muy popular en las horas pico?
  • ¿Cuáles son las leyes de zonificación en el área?
  • ¿Hay mucho terreno no urbanizado en los alrededores? ¿Qué se puede construir allí?
  • ¿Ha disminuido o ha aumentado el valor de las casas en el vecindario?

También es importante informarse sobre el riesgo de inundación  y el historial de otros riesgos naturales de la zona. Esta información repercute en el valor de tu seguro de hogar, que debe tenerse en cuenta a la hora de planificar tu presupuesto financiero. 

5. Perder el tiempo de la oferta

Hay dos riesgos en cuanto al momento de hacer una oferta: 

  1. Anticiparse 
  2. Tardar demasiado

1. Anticiparse

Cuando encuentras una casa que te gusta, es habitual querer correr contra el tiempo y asegurarte de que es tuya, pero hay que valorar ciertos puntos con calma. Sin embargo, lo ideal es encontrar un equilibrio entre la necesidad de tomar una decisión rápida y la necesidad de asegurarte de que la casa es la adecuada para ti.

No te saltes pasos como analizar el vecindario, confirmar si el precio es adecuado y hacer una buena inspección de la vivienda. No pierdas la oportunidad de evaluar desde la distancia y darte tiempo para pensar en todos los factores de esta decisión.

2. Tardar demasiado

El proceso de una decisión tan seria es difícil, es importante calcular los pros y los contras, medir los riesgos e investigar, pero no te demores demasiado. Perder una propiedad por la que estabas casi listo para hacer una oferta porque alguien llegó antes de ti puede ser devastador. 

Además, es posible que tu búsqueda de casa tenga que empezar de cero, o que acabes con una casa que no era exactamente la que querías.

6. Hacer una oferta muy alta

A veces hay otras personas interesadas en el mismo inmueble y, ante la competencia, te sientes presionado a hacer una oferta alta para garantizar el trato, o incluso te encuentras en una subasta de ofertas y superas tu presupuesto inicial.

Esto puede afectar a tu compra en varios niveles:

  1. Si el banco valora el inmueble por debajo del valor ofertado, no te concederá la financiación a menos que el vendedor reduzca el precio o tú pagues la diferencia en efectivo. 
  1. Cuando vendas la casa, si lo deseas, si las condiciones del mercado son similares o peores que cuando la compraste, tendrás perjuicios o pérdidas, sobre todo si sigues pagando las cuotas del préstamo.

Analiza el valor de las casas en ventas similares y pide la opinión de tu agente antes de hacer una oferta.

7. No hacer una inspección

Es probable que tu prestamista hipotecario te exija una inspección general de la casa, pero incluso si no hay ningún requisito o si vas a pagar en efectivo, es mejor hacerla. Nadie quiere comprar una casa y descubrir que tienes que sustituir todo el sistema de tuberías o que los cimientos de la casa están dañados. 

Por lo tanto, contén tu ansiedad hasta que tengas una imagen completa del estado físico de la casa y de la solidez de tu inversión. Esta acción te ayudará a evitar un grave error financiero.

 A la hora de realizar una inversión de esta relevancia, sé realista, no te precipites, no actúes por impulso y toma una decisión que sea buena para tus sentimientos y tus finanzas. Porque lo que buscas es un hogar, no una fuente de estrés.    

Simula tu seguro

¿Estás buscando una casa? ¿Estás considerando el seguro de hogar en tu presupuesto final? Cuando busques una casa, recuerda tener en cuenta el valor del seguro de hogar en tu planificación financiera. Será obligatorio en caso de necesitar una financiación hipotecaria. Y seamos sinceros… Si es toda tuya, comprada con dinero en efectivo, no querrás gastarlo todo por no tener seguro, ¿verdad?  

Así que no pierdas el tiempo, aprovecha que ya estás en la página de BRZ y simula el valor del seguro de esa propiedad a la que le has echado el ojo. 

Artículos relacionados

>¿Qué es el World AIDS Day?
¿Qué es el World AIDS Day?

¿Sabes qué es el World AIDS Day? Te explicamos cómo surgió y cómo ha afectado al conocimiento y a la forma en que el mundo se enfrenta el virus.

>¿Por qué las transacciones digitales pueden ser un riesgo para tu póliza de D&O?
¿Por qué las transacciones digitales pueden ser un riesgo para tu póliza de D&O?

¿Cómo puede afectar la falta de ciberseguridad (cyber security) a la directoria de tu empresa y a tu póliza de D&O? ¿Cómo puedes evitar las pérdidas permanentes? Descubre más.

>La Historia Detrás de la Celebración de Acción de Gracias
La Historia Detrás de la Celebración de Acción de Gracias

Para cualquier persona nacida fuera de los Estados Unidos, el famoso Día de Acción de Gracias solo se vivió en la televisión. Conocemos los colores, la decoración, la comida y los símbolos, pero ¿conoces la historia real detrás de esta fiesta nacional?

\

Ven a nuestra comunidad – Sé parte de la comunidad BRZ

Somos una compañía de seguros hecha por personas para personas. Una comunidad que habla el mismo idioma, de personas con la mirada puesta en el futuro. Un lugar hecho para que te sientas como en casa, con toda la protección y el cuidado que ofrece un hogar. ¡Ven y únete a nosotros!

Haz una simulación ahora mismo