x

Cómo proteger tu inmueble de las catástrofes naturales

Si prestamos atención a las noticias, enseguida nos damos cuenta de la cantidad de catástrofes naturales que ocurren en EE. UU. Hay huracanes, tornados, sequías, inundaciones, incendios forestales, tormentas de nieve, olas de calor y olas de frío que se alternan y a veces incluso se suman por todo el mapa.

De este modo, tomamos conciencia de que en cualquier momento puede ocurrir algo, pero seguimos confiando plenamente en que “a mí no me va a pasar”. Y aunque cerca del 93% de los hogares estadounidenses tienen algún tipo de seguro, solo el 4% tienen seguro contra inundaciones, a pesar de que en los últimos años ha afectado gravemente a cada vez más personas.

Teniendo en cuenta todos los sucesos ocurridos recientemente en el país, debemos estar preparados para cualquier cosa. Seleccionamos las catástrofes naturales más frecuentes y devastadoras para traerte consejos de prevención y protección anticipada que pueden salvar a tu familia (o a tus empleados), a tu inmueble y a tu bolsillo.

Inundaciones

No hay ninguna duda de que las inundaciones son cada vez más frecuentes y provocan condiciones cada vez más peligrosas y daños más costosos. Además, también se han hecho más frecuentes las llamadas “flash floods” (inundaciones repentinas), que son inundaciones causadas por lluvias muy intensas que inundan las ciudades en muy poco tiempo. 

No solo las propiedades cercanas al agua corren peligro, por lo que es importante educarse:

1- Mantente informado

Es muy importante que te informes sobre la zona de tu propiedad. Puedes evaluar el riesgo de inundación visitando www.floodsmart.gov. Si te encuentras en una zona de riesgo de inundación (flood zone) alto o moderado, no dudes en contratar inmediatamente un Flood Insurance o un Seguro contra inundaciones, ya que tu seguro de hogar no cubre este tipo de daños.

Sin embargo, es importante saber que alrededor del 20-25% de los reclamos (claims) relacionados con inundaciones se producen en regiones situadas fuera de las zonas de alto riesgo de inundación (flood zones). Puedes hablar con los residentes y antiguos comerciantes de tu barrio para obtener información oficial adicional.

2- Descubre qué hacer si tu propiedad resulta afectada

Necesitas saber qué hacer si corres el riesgo real de sufrir una inundación. BRZ tiene un artículo muy completo que te da instrucciones paso a paso sobre los mejores procedimientos que debes seguir antes, durante y después de que una inundación pase en tu entorno.

Asimismo, si ya tienes un seguro, elabora una lista de los bienes dañados y saca fotos y vídeos. No te deshagas de los artículos dañados sin la aprobación previa de tu perito de siniestros. Este paso puede ser el factor decisivo a la hora de recibir el reembolso al que tienes derecho.

Huracanes

New England, y otras regiones de EE. UU., suelen verse azotadas por un tiempo cambiante y fuertes vientos durante la temporada de huracanes, pero si te previenes a tiempo, puedes reducir significativamente el riesgo de daños, el estrés y los costos de la catástrofe.

1- Revisa tu póliza de propietario

Si crees que corres el riesgo de que te azote un huracán o algún evento climatológico provocado por él, revisa la póliza de propietario y asegúrate de que tu inmueble está cubierto frente a todos los riesgos posibles.

Verifica que tu seguro contra inundaciones está al día (o si de verdad contrataste uno) y si la indemnización elegida fue Valor Actual Efectivo (Actual Cash Value) o Costo Total de Reemplazo (Full Replacement Cost), ya que esto determina si recibirás el valor de mercado, teniendo en cuenta el desgaste del objeto, o si recibirás el valor total de reemplazo.

El seguro contra inundaciones (Flood Insurance) no es solo para el desbordamiento de ríos o las marejadas, las inundaciones pueden producirse por las tormentas y otras consecuencias de los huracanes.

2- Mantén un inventario actualizado con la compañía de seguros

Un inventario es una lista de tus artículos personales documentados con fotos, detalles de los artículos (incluyendo números de serie, si los hay) y recibos. Lo más recomendable es adjuntar esta lista a tu póliza y registrarla con la compañía de seguros.

El inventario facilita el cálculo de las pérdidas y aumenta la fiabilidad de tu futuro reclamo (claim) de bienes personales (personal property).

Si no tienes esa lista, saca fotos de lo que se dañó o recibos de todo lo que se perdió, si los tienes. Guarda también los recibos de los gastos asociados a la pérdida, como facturas de hotel, por si tienes que salir de casa. 

Ten lista esta información para presentarla a la compañía de seguros. Esta etapa ayuda a garantizar que recibirás la cantidad debida para reemplazar o restaurar tus bienes.

Terremotos

Los terremotos, incluso los de menor magnitud, pueden causar daños considerables si no estamos preparados.

1- Organiza tu espacio

La Earthquake Country Alliance aconseja que el primer paso consiste en organizar el espacio. Asegúrate de que las estanterías, los armarios grandes, los televisores de pantalla plana, los espejos y las obras de arte estén bien sujetos dondequiera que estén. Guarda los objetos pesados en estanterías bajas y los frágiles en armarios con cerradura. Y quita cualquier artículo pesado que esté sobre una cama o en algún lugar que pueda caerse sobre ti o sobre otra persona.

2- Ten a mano tu carpeta de documentos

Si tienes que salir rápidamente de tu casa, es posible que acabes olvidándote y dejando atrás documentos importantes. Esto puede ser un dolor de cabeza si ocurre lo peor. Reúne todos los documentos en una carpeta y déjala en un lugar de fácil acceso.

Querrás incluir en esta carpeta:

  • Identificaciones 
  • Tarjeta de crédito de emergencia
  • Póliza de seguros (y todo lo que necesites para un reclamo, o claim)
  • Título de propiedad del inmueble
También puedes crear una carpeta virtual con todos los documentos en versión digital y almacenarlos en la nube.

3- Revisa tu póliza de propietario

Puede que resulte repetitivo, pero revisar con frecuencia tu póliza y el seguro de propietario puede ahorrarte muchas pérdidas. Muchos estados ofrecen seguros contra terremotos, pero no siempre están incluidos en tu póliza estándar. 

Verifica si tu propiedad está cubierta frente a los daños causados por un terremoto y confirma los valores de los límites aplicados.

4- Conoce las instalaciones del inmueble

Conoce dónde están los registros centrales de gas, electricidad y agua y cómo apagarlos en caso de que el terremoto provoque una fuga o un cortocircuito. 

Este conocimiento puede evitar daños mayores y lesiones considerables.

Luciana Sá

Artículos relacionados

>¿Quién Paga el Seguro de Incendio Inquilino o Propietario?
¿Quién Paga el Seguro de Incendio Inquilino o Propietario?

>FLOOD INSURANCE 101: todo sobre el seguro contra inundaciones
FLOOD INSURANCE 101: todo sobre el seguro contra inundaciones

Si vives cerca del agua, probablemente ya conozcas la importancia del Seguro contra Inundaciones, o Flood Insurance, pero incluso aquellos que viven lejos pueden estar en riesgo.

>Seguro para Propietarios de Casas: Protección para Tu Hogar
Seguro para Propietarios de Casas: Protección para Tu Hogar

\

Ven a nuestra comunidad – Sé parte de la comunidad BRZ

Somos una compañía de seguros hecha por personas para personas. Una comunidad que habla el mismo idioma, de personas con la mirada puesta en el futuro. Un lugar hecho para que te sientas como en casa, con toda la protección y el cuidado que ofrece un hogar. ¡Ven y únete a nosotros!

Haz una simulación ahora mismo

¿Necesita ayuda? ¡Llama a BRZ!

x